El uso de fuentes energéticas limpias se ha extendido de forma notable en los últimos años. Como instaladores de calderas en Madrid, sabemos que la escasez de los combustibles fósiles y su elevado coste ha provocado que tanto las industrias como los particulares recurran cada vez más a recursos como la energía solar y la geotérmica. Estos dos tipos de energías renovables ofrecen numerosas ventajas a los consumidores y, lo que es más importante, no dañan el medio ambiente. Dentro de la energía procedente de las radiaciones solares, existen dos clases, según el modo en el que se capturan y distribuyen. Así, son  tecnologías activas las relativas a la utilización de paneles fotovoltaicos y colectores térmicos para recoger la luz y el calor que proceden del astro rey. Por su parte, las técnicas pasivas son las que engloba la arquitectura bioclimática, la ciencia que estudia cómo la orientación de los edificios y la elección de materiales con una masa térmica favorable ayuda a atraer el máximo de luz solar. Desde Eficiencia Bioclimática, abogamos por la difusión de este tipo de energías limpias, respetuosas con el entorno natural y que suponen un ahorro para los bolsillos de nuestros clientes. En nuestra empresa, podemos aconsejarte también sobre los equipos de captación de energía geotérmica, recurso que proviene del agua con alta presión o caliente que se acumula bajo la superficie de la tierra en determinadas zonas. Es muy conocido el empleo de la geotermia en la climatización, ya sea para los sistemas de calefacción como para los de refrigeración. Una de las propiedades de esta energía limpia es la gran inercia térmica que la caracteriza y que procede de la temperatura constante a la que está el […]