by@roberto El suelo radiante refrescante crea un ambiente más saludable a una temperatura constante. En verano, este sistema permite aliviar el exceso de calor, mientras que en invierno proporciona una agradable sensación térmica. Como expertos en calderas en Alcalá de Henares, sabemos que este mecanismo de climatización ofrece múltiples ventajas a los usuarios. Vamos a repasar los principales beneficios que aporta. En primer lugar, la distribución de la temperatura es la más adecuada. Según los estudios realizados en este ámbito, la sensación ideal para las personas se produce cuando la temperatura a nivel de suelo es ligeramente superior a la que perciben a la altura de su cabeza. Este equilibrio térmico es el que permite, precisamente, el suelo radiante. Con el resto de sistemas de calefacción, el calor se acumula en la parte alta de la habitación, lo que conlleva unas pérdidas de energía significativas. Asimismo, la temperatura es uniforme a lo largo de toda la superficie del pavimento, con lo que se resuelve el problema de las zonas frías y calientes.