Como instaladores de calderas en Madrid con una amplia experiencia en el sector, conocemos de primera mano los múltiples beneficios que implica este sistema de climatización para nuestros clientes. Tener una caldera que logre un alto nivel de eficiencia energética es sumamente importante para la economía doméstica. Y es que el 17% de la energía que se consume en un hogar corresponde a la calefacción, según un estudio elaborado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Las calderas que se alimentan con gas son unos equipos muy adecuados para lograr reducir la factura energética. Conseguir una temperatura óptima y contar con un suministro de agua caliente sanitaria con estos dispositivos tiene un coste muy competitivo. Gracias a su mecanismo de funcionamiento, estas calderas calientan una vivienda de manera muy rápida, lo que supone un mayor grado de confort para las personas que residen en ella. Además, estos aparatos ofrecen otra ventaja adicional que destacamos en Eficiencia Bioclimática: cada hogar tiene la posibilidad de controlar el consumo independientemente del resto de pisos del inmueble.

Así, el termostato y el contador que incorporan las calderas de gas permiten regular la temperatura para alcanzar, en cualquier momento, los grados deseados por los usuarios. Incluso, existe la opción de programar qué temperatura debe tener la vivienda en determinadas horas. Esta posibilidad redunda en el bienestar de las personas que habitan ese espacio. Por ejemplo, pueden elegir que el termostato se active antes de que lleguen a casa para que la temperatura al regresar del trabajo sea la adecuada y no esperar a que se caldee el ambiente.

Otro punto a favor de las calderas que funcionan con gas es que la energía que se genera es limpia y segura. Con el uso de estos dispositivos, no se ocasionan emanaciones de gases tóxicos. En el caso de las calderas de condensación, el ahorro es de entre un 20% y un 30%. Respecto a las de bajo NOx, además de ser equipos muy eficientes, son respetuosos con el medio ambiente, ya que sus emisiones de óxido de nitrógeno son muy reducidas. Como instaladores de calderas en Madrid, aconsejamos a nuestros clientes utilizar esta clase de dispositivos por las grandes ventajas que aportan. Nuestros profesionales le ayudarán a renovar su caldera. Consúltenos.