Una vez que te hayas decidido a proceder al cambio de caldera en la Comunidad de Madrid  hay una serie de factores que tienes que considerar antes de decantarte por uno u otro equipo: tamaño de tu hogar, presupuesto disponible, zona donde se encuentra la vivienda…

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los hogares en España consumen el 17% de la energía final que se produce, siendo la calefacción el apartado que se lleva la mayor parte del gasto. En total, cada español gasta una media de 990 euros al año en energía. Imagínate el recorte de gastos que podrías conseguir escogiendo la caldera más adecuada a tus necesidades. Hoy vamos a hablarte de las ventajas de las calderas de gas, de bajo NOx y de condensación.

La ventaja de un sistema popular

En efecto, las calderas de gas representan uno de los sistemas preponderantes en los hogares españoles. La caldera calienta el agua que se mueve por su interior mediante la quema de gas. Su bomba de circulación hace llegar ese agua a los radiadores de la vivienda. Estamos ante unos equipos baratos, sencillos de manejar y eficaces. Asimismo, al ser una de las opciones más extendidas, no hay problema para encontrar piezas en caso de avería. Además, son fácilmente programables y ajustables.

Calderas de bajo NOX

La entrada en vigor del Documento Básico de Ahorro de Energía (DB-HE), del Código Técnico de la Ediificación y del Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edi¬ficios (RITE) trajo consigo la necesidad de apostar por equipos más respetuosos con el entorno. Este tipo de equipos son una apuesta muy recomendable para aquellas personas que quieran combinar eficacia, precio y sostenibilidad. Sus bajos niveles de emisión de óxido de nitrógeno las convierten en sistemas sostenibles y que, además, son de muy sencilla instalación ya que permiten su instalación con salida de humos a la fachada sin tener que llevar a cabo grandes obras. Asimismo, no es necesario instalar un conducto de salida para condensados, siempre y cuando la longitud de salida sea corta.

Calderas de condensación

Las calderas de condensación se encuentran, probablemente, entre los equipos más sostenibles en lo que respecta a su bajo nivel de emisiones, tanto de NOx como de CO y CO2. Ofrecen, asimismo, extraordinarios resultados en cuanto a la modulación de potencia, lo que redunda en un importante ahorro energético (una elevada ratio de modulación supone que la potencia mínima es menor, lo que permite reducir los apagados y encendidos y, por lo tanto, el consumo de gas. Estos equipos admiten mayor distancia de salida de humos y, en este sentido, son óptimas para salida a cubierta.

En Eficiencia Bioclimática, nuestros 20 años de experiencia nos permiten aconsejarte en el cambio de caldera en la Comunidad de Madrid acerca de los sistemas que mejor se amoldan a tus necesidades y a las características de tu hogar. Acude a nosotros siempre que lo necesites.