Para prevenir el calor que llegará este verano, haremos una serie de recomendaciones y así evitar las altas temperaturas. Un factor a tener en cuenta son los grupos de riesgo que deben ser más aún más precavidos, como es el caso de las personas mayores o de los niños.

Es importante que en verano seamos conscientes de los riesgos que supone el calor excesivo, como puede ser la deshidratación o los golpes de calor. Es por ello que, al llegar el calor, resulta imprescindible tomar medidas para que este no se cuele en nuestros hogares y nos haga sudar más de la cuenta. Con tan solo algunas acciones podremos prevenir muchos problemas y, a la vez, ahorrar energía y dinero.

En primer lugar, tendremos que procurar que la casa se mantenga en un ambiente fresco para mayor confort y contrarrestar los efectos adversos del calor. Para ello, habrá que cerrar puertas y ventanas durante las horas con mayor incidencia de los rayos solares, podemos recurrir a ventiladores y aires acondicionados (siempre de forma responsable), abriendo por la noche para que corra el aire.

Si aún no tiene instalado aire acondicionado en su hogar, EFICIENCIA BIOCLIMÁTICA le ofrece una solución inmediata al problema, puede contactar con nosotros y le haremos un presupuesto sin compromiso.

Es indispensable evitar salir de casa a las horas centrales del día (de 12:00 a 16:00h), no se debería hacer actividades físicas durante las horas de mayor insolación. En caso de hacerlo, obligatoriamente se deberá de llevar ropa ligera y de colores claros, zapatos que permitan que transpiren los pies y se recomienda proteger la cabeza con gorras o sombreros y llevar gafas de sol. Con esto, ayudaremos a prevenir la insolación o golpe de calor.

También será indispensable beber muchos líquidos para mantenernos hidratados, ya que las altas temperaturas facilitan la deshidratación y tiene graves consecuencias sobre nuestra salud. De esta forma, se recomienda la ingesta de al menos dos litros de agua diarios, pero también se puede reforzar con zumos naturales, leche, etc.

Los electrodomésticos y demás aparatos electrónicos también son una fuente de calor por sí mismos, por lo que deberás desconectar todo aquello que no estés utilizando. Así como también se recomienda no cocinar ni lavar ropa durante las horas de más calor, ya que generaremos más humedad en el ambiente y, por lo tanto, aumentará la sensación de calor.

A la hora de comer, se recomienda optar por platos frescos y ligeros, que ayudarán a no sentirse pesado, ni supondrá un excesivo aporte calórico, como por ejemplo: prepararse ensaladas, cremas, sopas frías, batidos.

Para rebajar de forma natural la temperatura corporal, buscaremos actividades refrescantes, como puede ser ir a la playa o a la piscina o tomarte un baño.

Le recordamos que, en caso de no tener aire acondicionado en casa, desde nuestra empresa le ofrecemos la instalación de aire acondicionado en la Comunidad de Madrid, puede contactar con nosotros en los teléfonos 91 565 51 55 o en el 91 831 68 15, también puede escribirnos un correo electrónico a eco-cima@eco-cima.es