Pese a tratarse de una importante fuente de energía renovable, lo cierto es que la geotérmica es una gran desconocida entre el resto de recursos energéticos. Las ventajas que ofrece, sin embargo, no tienen nada que envidiar a las otras renovables.

La energía geotérmica, con una tecnología cada vez más desarrollada, es capaz de extraer el calor del interior de la Tierra a través de sistemas de captación especiales y un circuito frigorífico basado en un principio termodinámico que hace uso de líquidos anticongelantes.

El calor que se encuentra contenido en la corteza terrestre se regenera de forma continua gracias al efecto tanto del sol como de la lluvia y el viento. Un captador exterior, enterrado a aproximadamente 60 centímetros de profundidad, o una sonda geotérmica vertical, situada entre 100 y 200 metros bajo el suelo de tu jardín, son los encargados de aprovechar este calor para tu hogar, garantizando la calefacción en todas las habitaciones.

En España, la energía geotérmica comenzó a usarse en los años 70. No obstante, según el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) advierte, los recursos evaluados son de baja temperatura (entre 50 y 90º). La única zona del país donde se localizan yacimientos de alta temperatura es en las Islas Canarias.

Aunque la temperatura en el interior de la península sea inferior, la fuente de la energía geotérmica se puede encontrar en cualquier parte del mundo, generando, además, niveles reducidos de contaminación.

En Eficiencia Bioclimática también instalamos sistemas de energía geotérmica en tu hogar. Infórmate y pide tu presupuesto sin compromiso en los teléfonos 91 565 51 55 – 91 831 68 15, o en eco-cima@eco-cima.es.