Hay un número notable de usuarios que se decanta por los equipamientos de gas, sobre todo, aquellos que se adhieren al plan de cambio de caldera en la Comunidad de Madrid. No obstante, muchos ciudadanos optan por los sistemas de climatización que funcionan con gasoil. Y es que los aparatos que utilizan este combustible tienen numerosas ventajas. En este post, hablaremos sobre este sistema de calefacción y producción de agua caliente para el hogar. Estas calderas tienen un depósito para almacenar el gasoil, que fluye desde ahí hasta la cámara de combustión.

En ese espacio, unos electrodos producen una descarga eléctrica que prende fuego al gasoil atomizado. Estas llamas calientan una zona que se denomina intercambiador de calor, desde donde los humos resultantes de la combustión pasan a otra cámara para su expulsión. Por lo general, el calor que se obtiene en el intercambiador sirve para calentar el agua, que luego circula por el circuito de calefacción o se emplea como agua caliente sanitaria.

Una de las ventajas que tienen estas calderas es que el combustible es fácil de conseguir, mientras que otros no están disponibles en todos los lugares. Además, las calderas de gasoil se calientan más rápido. Este aspecto es muy importante para la comodidad de los usuarios, puesto que el agua caliente llega antes al grifo y el ambiente se caldea con más celeridad. En Eficiencia Bioclimática recomendamos este tipo de caldera porque, al consumir el combustible de modo más lento, produce menos gases. Además, la quema de gasoil no provoca gases de monóxido de carbono.

Otra de las ventajas que se asocian a las calderas de gasoil es la mayor durabilidad de los equipos. De este modo, es posible reducir el gasto en mantenimiento y reparaciones. Asimismo, los precios de estas calderas suelen ser más bajos que los de calderas de otros tipos, al igual que el combustible. La seguridad es un factor muy importante al hablar de calderas. Y, en este punto, las de gasoil también ofrecen ventajas. Al funcionar a una temperatura relativamente baja, se reduce significativamente el riesgo de explosiones. Como expertos en el cambio de caldera en la Comunidad de Madrid, nuestros técnicos le aconsejarán acerca del tipo de sistema de climatización y suministro de agua caliente más adecuado en su caso.